La Web 2.0 en los portales de anuncios clasificados inmobiliarios sí tiene cabida.

Es un hecho palpable que la web 2.0, la web colaborativa, ha cambiado nuestra manera de navegar en Internet. Los portales de anuncios clasificados inmobiliarios son un buen ejemplo de ello: los usuarios construyen más del 90% de la web aportando sus anuncios a cambio de lo cual esperan contactos por ellos o por lo menos visitas a su anuncio. Pero en este artículo me gustaría hablar más de la web 2.0 valorativa, es decir, de la que se forma cuando los usuarios son capaces de valorar, decir qué les parece uno de los elementos de la web. Pongamos como ejemplo claro al 11870, los usuarios dan de alta su restaurante y el resto los critica o alaba.

Pues bien, en el mundo de los portales inmobiliarios la información aportada por el usuario en plan 2.0 no tiene mucha cabida desde mi punto de vista. Lo primero que haría el propietario o el agente inmobiliario sería alabar sus inmuebles y criticar los de la competencia, es triste pero es así, es inevitable. En el caso del 11870, existe la posibilidad de ver quién dice qué de un restaurante por ejemplo, y a su vez pueden verse más comentarios en el tiempo del usuario y puede así comprobarse que el usuario es verdadero, es una persona y no es ni el dueño del restaurante en cuestión ni de uno de la competencia. Pero claro, la gente no compra casas asiduamente, con lo cual no puede haber “compradores profesionales de casas” de los que uno se pueda fiar. Con lo cual desde mi punto de vista, el hecho de que los usuarios puedan valorar mediante un texto libre cada inmueble del portal, aunque sea sólo para los usuarios registrados, no es buena. Es más, ni si quiera sería bueno el hecho de publicar un sistema de valoración mediante estrellas o “pulgares”. La gente es muy susceptible en cuanto a su casa se refiere, y el hecho de ver una mala valoración o pocas estrellas le haría cargar contra el portal inmobiliario.

Pero la web 2.0 no acaba ahí, hay otros modos. Al fin y al cabo, lo que el vendedor de la casa quiere son contactos, llamadas y emails por su piso. Si no los tiene, quiere saber por qué no los tiene. Ahí es donde el 2.0 nos puede ayudar, pero un 2.0 un poco menos personal y más automático, me explico. El comprador de casa puede estar navegando 2 horas por el portal inmobiliario y no escribir ni un email, no hacer ninguna llamada ni siquiera haber guardado un piso en favoritos, todo eso que “no ha hecho” puede que responda a que ninguno de los pisos que ha visto le ha gustado. Pues bien, tal como están configurados ahora mismo los portales, no hay mucha manera de saber que el usuario ha visitado el piso pero no lo ha agregado a favoritos ni siquiera ha llamado por teléfono. Esto se adivina tan sólo por medio de las estadísticas del anuncio, es decir, viendo el número de visitas totales del anuncio en Internet. Pero hay mucho más, somos capaces de saber muchas más cosas de esa visita del usuario por ejemplo el tiempo que ha estado viendo el piso el usuario, si éste estuviera registrado podríamos decirle la edad, si lo ha desechado (función sólo vista en idealista) por qué lo ha hecho… en fin, si pudiéramos de modo automático decirle al propietario del piso lo que hace la gente al ver su piso sería “ideal”. De igual modo podrían dársele unas estadísticas más completas: número de veces que ven las fotos, porcentaje de personas que ven las fotos, de dónde vienen los usuarios, qué otro pisos guardan los usuarios en favoritos, en fin, un gran número de datos que podrían sacarse de modo automático.

Al final toda esa información de “comportamiento” del usuario se traduce en información para el vendedor, es el 2.0 estadístico: información no de lo que opina el usuario si no de lo que hace.

En fin, existe muchos modos de implementar el 2.0 en los portales inmobiliarios, debemos encontrar la manera de hacerlo lo más automático posible y dejar al comprador de vivienda poco margen de opinión pública. Cuanta más información demos al vendedor mejor, no sólo porque le conviene saberla, si no porque nuestro portal poseerá un flujo recíproco de información, el vendedor insertar sus pisos (que muchas veces es muy sufrido) pero sabe que luego el portal va a responderle, y en última instancia esa información le servirá para determinar el precio correcto o pasarlo de venta a alquiler o viceversa, o amueblarlo, etc.

Advertisements

3 thoughts on “La Web 2.0 en los portales de anuncios clasificados inmobiliarios sí tiene cabida.

  1. El concepto de información recíproca me gusta ya que muchas veces pedimos mucho a los usuarios (mucha información con formularios hiper largos) y luego no reciben ni una sola llamada). Con este tipo de métodos que pronopes la cosa empezaría a cambiar

    Idealista y fotocasa ya empiezan a moverse en este sentido. Fotocasa tiene en su web el “avisame si baja de precio”.

  2. Gracias por utilizar 11870.com como ejemplo, nos ha hecho mucha ilusión 🙂
    Muy interesante la idea del “2.0 estadístico”. En 11870.com estamos poniendo bastante esfuerzo en que las empresas puedan tener unas buenas estadísticas de lo que la gente hace en su ficha, con información sobre el número de visitas, tendencia, visitas a las fotos, etc.

  3. ´Si vendo una casa, yo quiero saber siempre cosas, datos e informaciones. sobre la venta, quiero saber que piensa la gente, porque no llaman, etc. POr eso me parace buena idea lo que comentais en la web y espero que se lleve pronto a la práctica.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s